La prueba del laberinto

Para saber quien es formalmente Mircea Eliade bastará con consultar en internet. En este libro publicado por Ediciones Cristiandad en 1980 conoceremos tanto a la persona como a sus pensamientos a través de las conversaciones que mantuvo con Claude-Henri Rocquet. El contenido de estas conversaciones está repartido en varias partes: El sentido de los orígenes, La India esencial, Europa, París 1945, Chicago, Historia y Hermeneútica, La labor del historiador, Figuras de lo imaginario y El mito y la escritura. Completado todo con Anexos y documentos

«Fui al encuentro de un hombre cuya obra había iluminado mi adolescencia y me encontré con un pensador actual» (Claude-Henri Rocquet).

mircea

Mircea Eliade tiene la etiqueta de «historiador de las religiones», una forma oficial pero que evidentemente se queda corta. «Nadie ha soñado siquiera ver en él a un precursor de los peregrinos californianos a Katmandú, nadie pretendería descubrir en él un nuevo filósofo inesperado. Si Mircea Eliade es moderno, lo es por haber comprendido ya hace medio siglo que la “crisis del hombre” es en realidad una “crisis del hombre occidental”, y que es preciso entenderla y superarla admitiendo las raices (arcaicas, salvajes, familiares) de la humana condición».

«—¿No habrá un tanto de malicia en el placer que le produce la idea de confundir un tanto a su interlocutor?

—Eso, quizá, forma parte de una especie de pedagogía; no debe entregarse al lector una “historia” perfectamente transparente.

¿La pedagogía y el gusto por el laberinto?

—Sí, una prueba iniciática al mismo tiempo».

Mircea Eliade (Bucarest, 1907-Chicago, 1986) vivió, como rumano, entre Oriente y Occidente. Vivió su juventud en Florencia, Roma, Calcuta… «La India esencial que me formó».

«Mediante la experiencia de lo sagrado, el espíritu ha captado la diferencia entre lo que se revela como real, potente y significativo y lo que carece de esas cualidades, es decir, el flujo caótico y peligroso de las cosas, sus apariciones y desapariciones fortuitas y carentes de sentido…».

Eliade fue en cierto momento referencia para algunos movimientos surgidos de la contracultura de los años sesenta del siglo xx. Quizás uno de los aciertos más notables fue la aportación de un nuevo término, hierofanía, para referirse a la toma de consciencia de la existencia de lo sagrado a través de objetos cotidianos, lejos del mundo práctico.

«—Es indudable que la nostalgia de la iniciación “tradicional” explica, en parte, el éxito de los libros de Castaneda. ¿Qué juicio le merecen?

— Algunos antropólogos aceptan este testimonio, pero otros niegan su autenticidad. Lo cierto es que su tesis, Las enseñanzas de un brujo Yaqui, fue aceptada en la universidad de Los Angeles. Me envió las galeradas para que le diera mi opinión, a causa del chamanismo… Lo que me interesó fue la descripción de la sesión en que se “fuma”. Allí demuestra que lo importante no es el hecho de fumar esta o la otra droga, sino hacerlo en un espacio consagrado, orientado, cualificado, y en cierta disposición de espíritu…».

X. V.

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s