El Dalí de Amanda. Quince años de íntima amistad con el genial pintor.

«Naturalmente, Brian (Brian Jones, guitarrista de The Rolling Stones), iba vestido como un músico de rock: gafas oscuras, pañuelos, collares y sombrero de alas anchas. Yo llevaba una minifalda agresiva y botas. Nuestra entrada no pasó desapercibida. Una vez en el local me encontré con dos amigos de Londres, John y Dennis, unos gemelos idénticamente guapos y bronceados (acababan de regresar de España), que me pidieron que nos uniéramos a ellos. Estaban en una larga mesa que presidía Salvador Dalí, sentado en una especie de trono y rodeado de cortesanos, jóvenes afectados y favoritas.». Así describe Amanda Lear su primer encuentro físico con Dalí. Corría el año 1965 y ella estudiaba Bellas Artes en Londres.

«Durante mis estudios de Bellas Artes me había sentido muy interesada por el surrealismo, particularmente por De Chirico y Magritte. Al ser hija única, de padres divorciados, me parecía comprender las teatrales puestas en escena del primero, con sus ciudades agonizantes, y la poesía solitaria del segundo. Dalí no era demasiado apreciado por la mayoría de mis profesores, que le consideraban un extravagante, además de muy comercial, aun cuando reconocían que dibujaba de forma impecable. Evidentemente, yo estaba influida por su opinión. Sin embargo, me pasaba tardes enteras en la Tate Gallery contemplando algunas obras de Dalí que habían sido donadas por Edward James, y en particular su Narciso que se metamorfosea en una mano que sostiene un huevo. Entonces estaba de moda la marihuana y yo fumaba un poco, como hacían todos mis amigos. Y después permanecía extasiada ante las pinturas de los prerrafaelistas ingleses cuyos colores me parecían más intensos debido a la droga. Sobre todo me gustaba La muerte de Chatterton de Enry Wallis. Los primeros hippies (importados de los Estados Unidos) sólo hablaban de Dalí. Lo encontraban “psicodélico”, a pesar de su modo de vida burgués y su mercantilismo. En resumen, Dalí era uno de los nuestros.».

Este libro publicado por Planeta en 1985 puede dar esa primera impresión de ser un producto en la onda de revistas como Hola o Lecturas. Error. Amanda narra con detalle cómo fue su vida durante los años en que compartió amistad con Dalí. Devotos y antidalinianos se entremezclan en las historias que cuenta Amanda. Tal vez el principal interés resida en aproximarnos al desarrollo de una amistad real, total y sin peros. A Amanda le fascinó Dalí y Dalí estaba fascinado con Amanda. Una relación nada vertical. Retroalimentación. Cada uno abría al otro puertas a mundos que solos probablemente nunca hubiesen atravesado. 

«No lograba comprender esa necesidad de sorprender a cualquier precio, una forma de actuar surrealista, ciertamente, pero que yo encontraba artificial entre amigos. Dalí volvió a referirse a mi delgadez y explicó que “el esqueleto es la cosa más importante, pues lo que cuenta es la estructura y es lo que queda después de la muerte”… Para Dalí era vital ser de buena calidad y yo me preguntaba si era de buena calidad. Aquel viejo loco tenía un indiscutible encanto y una seducción que empezaba a surtir efecto en mí».

Acabando con una de las muchas confesiones de Dalí sobre sí mismo: «Gracias a mi hipocresía, me comporto como un auténtico gentleman».

X. V.

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Dalí de Amanda. Quince años de íntima amistad con el genial pintor.

  1. psikeuso dijo:

    Genial la frase última de Dalí!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s