Bailando

Bailamos desde cuando el tiempo se pierde de vista. A unos les parece diabólico a otros el camino hacia Dios y a la mayoría sencillamente nos gusta bailar. Sea como sea hoy en la biblioulises recuperamos un ejemplar de la revista Destino en su número 1692 del 7 de marzo de 1970 (siglo xx). En esta revista aparece en portada una chica bailando y en el interior 3 páginas bajo el titular La gogó: el ensimismamiento. Reproduzco varios párrafos para saborear la visión de la periodista Gloria Mallol que plasmó en Destino.

destino

«No hace falta ser muy experto en salas de fiesta-boites-discotheques-clubs para valorar los puntos en común que provocan unos estados de ánimo entre los asistentes: luces psicodélicas, rojo repartido por doquier, música estridente y reiterada, juventud divino tesoro…».

«El disc-jockey, maestro cotidizadísimo de la ambientación de estas salas, se ocupa de poner en trance a las gogó-girls y a los gogó-boys. Ellas y ellos, cotidizadísimos también, se ocupan de ponerse en trance, de ensimismarse. Hundidos en su propia creación sólo la música y el ritmo incide en su mente.».

En el artículo aparecen los comentarios del Dr. Puncernau que responde a las preguntas de la periodista:

«La concentración, la meditación y la contemplación comportan, desde un punto de vista psiconeurológico, una situación de sosiego y quietud. De reposo del pensamiento. De una gran disminución de la tensión psíquica.

—Aquí es donde le interesa a usted el baile moderno, su proceso de interiorización… ¿no?

—El hombre moderno necesita más que nunca disminuir sus estados de crispación, de ansiedad y de angustia. Yo digo que un buen método para lograrlo es el baile moderno.».

La periodista Mallol se entrevistó con una bailarina, una gogó llamada Maite que bailaba también flamenco y que el hecho de ser española le pareció a Mallol algo extraordinario. Maite bailaba en lugares de la calle Tuset de Barcelona como Coupé, Snob, Club 77…

«—¿De dónde, de qué parte de tu cuerpo sientes que te sale el baile?

—Del estómago».

El baile moderno…

Publicado en Cannabis Magazine . Reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Enero 2019

X. V.

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bailando

  1. psikeuso dijo:

    Desde luego, las gogós bailan para sacarse una pasta, pero en general, opino que el resto de los mortales lo hacemos como muestra de júbilo, para entrar en trance o para propiciar la aproximación a otros cuerpos. Hay quien dé más?

Responder a psikeuso Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s