A vueltas con la LSD

Largo título: LSD. Cómo descubrí el ácido y qué pasó después en el mundo. Y en esta nueva edición de Arpa Editores (2018) se amplía con: Introducción, notas y epílogo de José Carlos Bouso. Y esta es la parte que nos interesa en Ulises, por aportar de tal manera nuevas observaciones y constataciones que casi vienen a generar un nuevo libro. «Tiene usted entre las manos la obra de, en términos figurados, un titán» dice Bouso al inicio de la introducción.

bouso-lsd

«La LSD está más de moda que nunca». De los acid test a la microdosificación destinada a potenciar la creatividad y productividad. Pero ¿cómo se dosifica uno?, ¿a ojo de buen cubero?, ¿cuánto contiene un cuarto de secante? Preguntas del millón dice Bouso ya que bajo la prohibición es prácticamente imposible saber qué cantidades contienen los ácidos del mercado negro (¿existe otro?). Bouso remarca que la adulteración de la LSD resulta prácticamente nula, que Leary no fue un mártir, que el uso más habitual de los psiquedélicos suele ser experimental y recreativo, que el reflejo de las experiencias psiquedélicas se plasma cada vez más en el arte…

«Parece que, después de todo, este peculiar hijo de Hofmann no era problemático, sino pródigo». Así concluye el epílogo de Bouso. Basta leer la obra de Iker Puente (Investigación y psicoterapia psicodélica. La Liebre de Marzo, 2017) para descubrir el enorme potencial terapéutico que sigue teniendo la experiencia psiquedélica; ahora más diversificada, estudiada, practicada… que tal vez nunca antes.

«El potencial de los psiquedélicos para inducir un cambio positivo y duradero en la personalidad es uno de los temas más interesantes de la investigación psiquedélica desde los años cincuenta (siglo xx) y está aún por resolverse…». Puede que por ahí vayan los tiros: No son tanto las risas lo interesante, ni la entrada a espacios interiores, o la percepción agudizada y multiplicada…, sino los posibles cambios reales y contundentes en la vida de aquellos que tripean… ¡Hay que ver!

Bouso rompe con la tendencia a santificar a los héroes psiquedélicos, indaga hasta disponer de una amplia visión donde bueno o malo se entremezclan y así resulta una mirada crítica que no negativa. «Hofmann no tenía visión de contexto. Creyó tener demasiada autoridad moral por ser el descubridor del ácido».

«Hofmann nunca tuvo problemas con las autoridades, pero sí ha sido asociado más de una vez (seguramente infundadamente) con la CIA. De Leary no hay sospechas de este tipo y aun así tuvo que aparecer en la autobiografía de Hofmann como un provocador del que, de alguna manera, se justificaba su infortunio legal, hasta el punto de ser calificado por éste como un “payaso” en una entrevista realizada por Antonio Escohotado (Biografía de Albert Hofmann, Ruiz-Franco. La Liebre de Marzo. 2005).».

Son los claroscuros inherentes al vivir. Recomendable esta reedición certeramente ampliada sobre el hijo problemático, pródigo, inquieto, sorprendente… de Albert Hofmann (¿o es una hija?).

Xavier Vidal

Publicado en Cannabis Magazine . Reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Junio 2018

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A vueltas con la LSD

  1. Pingback: Estamos de enhorabuena – Los Simples Deseos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s