El Pastor de Nubes. Poemas y sentimientos de Putúkikê

No hace mucho que por esos azares de la vida llegó a la biblioulises este poemario firmado por Kike Anzizu, un artista nómada con varios poemarios editados. En Ulises 19, recién publicado, cerramos la revista con uno de los poemas de Kike, No – Sí:

Ya no quedan habitaciones para el miedo

Se han agotado las localidades para la locura

No hay cubiertos para comer venganza

No hay copas para el ron de la ira

Ni billetes para el avión de la rabia

Ninguna butaca para la pereza

Ya no hay plazas para matricularse a mediocre

Ha descarrilado el tren de los aduladores

No hay antena ya para la tele tonta

No se capta ninguna emisora de añoranza

No quedan rentas ni ahorros ni deudores

No queda nada sobrante

No queda nada

Solo el Amor

La gente

Y si cura… El Arte

Varios poemas nacidos en Formentera bajo un algarrobo que deviene universo, poemas a sus hijas, a la soledad, a las nubes…

Las algarrobas y yo dormimos juntos

Nos tapa el aire

Y una manta de hojas vivas en forma de corazón.

En la costa

El mar habla fuerte

lo escucha la arena y el sabinar

Los bañistas están durmiendo

La noche lo ilumina todo

A las 6 de la tarde

en la playa de octubre

los colores son dorados

El viento se levanta y un navegante parte

Los niños tienen que abrigarse

El aire ya no es caliente

Las crestas de las olas

Vuelan al albur

desparramando diamantes

Mínimos

Mojados

Las nubes

El bosque

Los trigales

El mar

El firmamento

Jamás están quietos

Estar en la playa y añorar los tréboles de Sa Garrovera

Estar en Sa Garrovera y no añorar nada

(Canciones de mi Formentera)

———————-

Repongo aceite en la lámpara

Para que no cese la llama

(Cada día)

———————-

El lunes abrió la puerta, saltó al domingo, y con la espuela le dio una

patada al sábado, al viernes y a los demás días de la semana acabada.

La gente sabia o en camino de serlo, seguía la secuencia tranquilamente

pero en los valles tristes de la vida, las personas deprimidas y solitarias,

pensaban: Qué largos se me hacen los días, cuanto tarda en pasar el tiempo,

qué suplicio es la espera…

En cambio, en los valles alegres de de la vida, la gente inspirada que vivía

en soledad creativa o felizmente agrupada , desfilaba en armonía por las

calles y caminos enarbolando pancartas que decían: ¡Queremos ahoras más

largos! ¡Queremos ahoras más largos!

Mientas tanto, en los campos, en los bosques y en los embarcaderos de las

playas inocentes, la gente sencilla seguía con sus faenas al dulce ritmo de

las cosechas y de las olas ignorando las patadas de los días…

(El tiempo)

Lectura para recomponer sosegadamente una tarde otoñal, buenas letras.

Xavier Vidal

Publicado en Cannabis Magazine . Reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Diciembre 2017.

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s