Recuperando las enseñanzas de Don Juan

Las enseñanzas de Don Juan, obra de Carlos Castaneda, es sin duda un libro extraordinario por diversos motivos. Publicado en español por primera vez en 1974 por el Fondo de Cultura Económica de Mexico viene reeditándose desde entonces. Probablemente el libro divulgativo sobre chamanismo más leido y debatido. Su lectura condujo al centro de atención de millones de jóvenes las prácticas mágicas de un brujo yaqui y su relación con el autor y abría una ventana a la realidad no ordinaria.

don juan

Octavio Paz escribió para una de las reediciones un texto introductorio donde comenta el impacto del libro y servirá mucho más que cuanto pueda opinar un servidor para recordar esas enseñanzas de Don Juan Matus. Tituló ese texto como «La mirada anterior»:

«La degradación de la publicidad es una de las fases de la operación que llamamos consumo. Transformadas en golosinas, las obras (los libros) son literalmente deglutidas, ya que no gustadas, por lectores apresurados y distraídos (…) El periódico es hijo de la publicidad y ella lo devora: es un lenguaje que se usa y que, al usarse, se gasta hasta que termina en el cubo de la basura (…) ¿Qué pensará Carlos Castaneda de la inmensa popularidad de sus obras? (…) Confieso que el “misterio Castaneda” me interesa menos que su obra. El secreto de su origen —¿es peruano, brasileño o chicano— me parece un enigma mediocre, sobretodo si se piensa en los enigmas que nos proponen sus libros. El primero de esos enigmas se refiere a su naturaleza: ¿antropología o ficción literaria? (…) La desconfianza de muchos antropólogos ante los libros de Castaneda no se debe sólo a los celos profesionales o a la miopía del especialista. Es natural la reserva frente a una obra que comienza como un trabajo de etnografía (las plantas alucinógenas  —peyote, hongos y datura— en las prácticas y rituales de la hechicería yaqui) y que a las pocas páginas se transforma en la historia de una conversión (…) La relación de orden científico se transforma en una de orden mágico religioso. En la relación inicial, el antropólogo quiere conocer al otro; en la segunda, el neófito quiere convertirse en otro (…) Los medios para cambiar de naturaleza son ciertas drogas usadas por los indios americanos (…) Las drogas, las prácticas ascéticas y los ejercicios de meditación no son fines sino medios. Si el medio se vuelve fin, se convierte en agente de destrucción. El resultado no es la liberación interior sino la esclavitud, la locura y no la sabiduría, la degradación y no la visión (…) La acción de los alucinógenos es doble: son una crítica de la realidad y nos proponen otra realidad. El mundo que vemos, sentimos y pensamos aparece desfigurado y distorsionado; sobre sus ruinas se eleva otro mundo, horrible o hermoso, según el caso, pero siempre maravilloso (…) El brujo se propone con todas sus manipulaciones romper la visión cotidiana de la realidad, trastornar nuestras percepciones y sensaciones, aniquilar nuestros endebles razonamientos, arrasar nuestras certidumbres para que aparezca otra realidad (…) Todos vimos alguna vez el mundo con esa mirada anterior pero hemos perdido el secreto. Perdimos el poder que une al que mira con aquello que mira. La antropología llevó a Castaneda a la hechicería y ésta a la visión unitaria del mundo: a la contemplación  de la otredad en el mundo de todos los días. Los brujos no le enseñaron el secreto de la inmortalidad ni le dieron la receta de la dicha eterna: le devolvieron la vista….».

Me quedo con esta frase:  «Perdimos el poder que une al que mira con aquello que mira». Gracias Octavio Paz, gracias Carlos Castaneda.

Xavier Vidal

Publicado en Cannabis Magazine (número 158). Reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Julio 2017.

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s