Barcelona metro a metro. Un viaje histórico y cultural siguiendo la red del metro

Seguimos publicando en Cannabis Magazine las reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Abril 2017.

Esta es una peculiar guía de Barcelona. Resulta curioso descubrir que uno de los lugares más interesantes de esta ciudad sea el metro. La red de metro de Barcelona y su área metropolitana ayuda a desplazarse a miles y miles de viajeros urbanos cada día, de cada semana, de cada mes… Mattheu Tree, inglés de larga residencia en la ciudad condal introduce el libro como sigue:

«Recuerdo perfectamente la sensación, tantas veces repetida, de estar sentado en cualquier vagón de cualquier línea del metro de Barcelona y mirar, perplejo, la secuencia de nombres que van desde el inicio hasta el final de la línea y pensar ¿Qué cojones significan todos estos nombres?».

Y de esto va, básicamente, esta guía… Marta Torres, creadora y autora de este libro, ha desvelado eso que tanto intrigaba al inglés: el significado de todos y cada uno de los nombres de las estaciones del metro de Barcelona. Debo confesar que esa intriga la viví yo también. Cuantas veces leía y releía todos esos nombres, embobado, una vez y otra vez. Se acabó. Ahora sé, por ejemplo, que Entença, la parada para ir a la carcel Modelo lleva el nombre de un capitán de los almogávares, uno de los militares mejor considerados en aquella época (1276…). Quién lo iba a decir. Y que Selva de Mar no es una adivinanza, es el nombre de un pequeño pueblo del Ampurdán. Y otro militar (cuanta admiración por lo guerrero) de los almogávares, un tal Bernat de Rocafort dió nombre a la parada Rocafort. Y así todas, con un texto donde se amplía la información del nombre y se indican lugares de interés de cada parada, algunas sugerencias de los vecinos y numerosas fotografías. Publicado primero por una editorial que salió rana y reeditado en 2014 por el propio ayuntamiento de Barcelona.

«Tras haber leído este libro no pude dejar de preguntarme ¿Cómo es que nadie había tenido la idea antes de explicar Barcelona a través de su medio de transporte urbano más popular y emblemático? ¿Cómo es que a nadie se le había ocurrido convertir cada trayecto en un entretenimiento histórico, en una pequeña muestra de fascinantes hechos, antes ocultos?» Mattheu, el inglés, dixit.

En Cornellá de Llobregat, línea 8, hay una parada que se llama Almeda. Y recoge el nombre de un tal Joaquín Almeda, decano del colegio de abogados, que allá por 1911 le dio por comprar todas las tierras de esa zona. Luego las heredó su hermana… Camp de l’Arpa, parada de la línea 5: se cree que deriva de Camp de l’Arca, que es como se conocía antiguamente esa zona por un dolmen que había y que es citado en algunos documentos allá por 1037 como Ipsa Archa.

Ciudadanos y visitantes curiosos tenemos ya una buena forma de conocer Barcelona viajando bajo tierra. Dejo el movil y leo un rato.

Xavier Vidal

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s