Éxtasis. Confesiones de un consumidor maduro

Seguimos publicando en Cannabis Magazine las reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises. Marzo 2017.

«Fuera como fuese, el mundo de buenas a primeras quedó libre de culpas, preocupaciones y arrugas: un mundo palpable y bellísimamente optimista ―en lo visual, en las texturas, en lo auditivo―, trascendentalmente idóneo y renovado, deslumbrante, exquisito, sublime, glorioso y divino (y es que a veces las palabras son cosas demasiado mezquinas, cosas raquíticas), muy por encima de todo lo que jamás llegué a creer siquiera que pudiera ser posible…».5

En la revista Ulises hemos publicado en varias ocasiones artículos anónimos que son testimonios directos, en primera persona, sobre primeras experiencias con sustancias psiquedélicas. No debe resultar fácil. Y esto es lo interesante de este pequeño gran libro editado en 2003 por Trama editorial de Madrid. Estas Confesiones de un consumidor maduro responden a la experiencia de un señor de cincuenta años:

«Deprisa me aproximo ―mucho me cuesta decir que demasiado deprisa―  a mi quincuagésimo cumpleaños. He vivido la mayor parte de mi vida de adulto cómodamente instalado en el lado correcto de la ley, trabajando primero como periodista, como novelista después… Soy en la actualidad, o eso deduzco a tenor de lo que veo, lo que tanto tiempo atrás deseaba ser de un modo explícito: un hombre de letras.

»De vez en cuando me han preguntado cómo llegué a ello, es decir, cómo me convertí en consumidor habitual de éxtasis, imagino que dando por sentado que yo sólo buscaba una emoción efímera y barata, o que aspiraba a alcanzar un estado provisional de excitación placentera, bien que completamente artificial: el meollo del subidón, el flujo visceral del chute, el colocón definitivo. Y es posible que en principio así fuera. Tenía conocimiento de su fama en tanto “droga del amor”; había leído el artículo seminal de Sean Elder titulado “Sobre el éxtasis” (1986).

»Ya en mis tiempos de universitario, en pleno apogeo de aquellos años embriagadores y vertiginosos ―en mi caso, de 1969 a 1976―, nunca hice uso de las drogas: ni crónica, ni ocasionalmente, ni nada de nada. A pesar de vivir en un medio en el que la experimentación con las sustancias ilegales gozaba culturalmente del certificado de ser poco más que una forma alternativa de recreo, un ambiente en el que, desde luego, fumar marihuana y comerse un ácido eran actividades no sólo benévolamente aceptadas…».

No todo son flores en la vida de este anónimo autor del libro. En su vida, nos cuenta, también hubo desastres y desgracias. Un hijo que decidió suicidarse a muy temprana edad, es fuerte:

«Y me pregunté, como aún hoy me pregunto, ¿quién de nosotros es dueño de la temeridad necesaria para aseverar que no nos estamos ahogando? ¿Quién puede refutar que no nos ahogamos bajo la corriente que nos arrastra sin cesar, en todo momento, por siempre jamás?»

En fin, un relato en primera persona que nos trae a la cabeza de nuevo que los consumidores de drogas ilegales, múltiples y variados, pueden considerarse salvados en muchas ocasiones. Suertudos de haber dado con algo que supone un gran golpe de timón en la propia vida. Un golpe de timón deslumbrante, capaz de encararnos con nosotros mismos, con el mundo entero, con la existencia… y reconducir vidas confusas y dolidas hasta nuevos prados y playas bañados de amor… aunque quizás siempre estuvieron allí.

Éxtasis… y buenas lecturas

Xavier Vidal

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s