Las llaves químicas del más allá. Drogas mágicas

Seguimos, este año 2017, publicando en Cannabis Magazine las reseñas de libros, revistas y rarezas de la biblioulises.

——————————————————————————————————

¿Dónde está el más allá? Bromas aparte sobre donde está el afamado más allá, la intención de este libro publicado en 1989 (Ediciones Picazo, Barcelona) es la de presentar una serie de sustancias a las que el autor denomina mágicas. Nueve capítulos: Aproximación al fenómeno alucinatorio. La química mágica del cerebro. Quién es quién en psicodelia. Un viaje fascinate y peligroso. Color y magia. Una escalera para subir al cielo. El humo de los sueños. Alucinógenos diabólicos y Un castigo de los dioses

drogas-magicasEl autor Joaquín Lizondo, en aquellos años un ex profesor de instituto, licenciado en ciencias químicas y articulista en diversos medios de comunicación ya era un conocido divulgador científico. En este libro se centró en las sustancias psicoactivas, las que él denomina «drogas mágicas». 

«Del mismo modo que en el desierto los espejismos nos juegan malas pasadas con respecto a la situación de los oasis, las imágenes originadas por las drogas alucinógenas puede que no sean más que visiones reflejadas de objetos ciertamente reales, pero ubicados en otro lugar. El oasis no es menos hermoso ni menos interesante porque no esté donde pensábamos que estaba… sólo es cuestión de tiempo el llegar a encontrarlo».

Lizondo se esmeró en dejar claros los conceptos e ideas que manejaba. Inició el libro con una introducción sobre la importancia de una nomenclatura precisa para que no nos engañen los diferentes sentidos que una misma palabra puede tener. 

«Hablar de la droga es introducirse en el reino de los despropósitos».

Algunos nombres que cita y referencia Lizondo suenan desconocidos para la mayor parte de personas aún hoy en día, como Humphrey Osmond o Thomas S. Szasz. «El doctor Szasz es de los que creen que mucho del prestigio terrorífico actual de la droga le viene simplemente de su prohibición». Cincuenta años después son cada vez más numerosas las voces que comparten esta creencia. Otros científicos son rastreados por el autor para ir dando forma y posibles explicaciones a cuestiones que hoy en día siguen debatiéndose acerca de las drogas.

Este libro termina con una «Terminología alucinatoria» que incluye índices onomástico y de materias. Desde Aberraciones (cromosómicas) a Yonki, una larga lista. De Abuso dice: «Etimológicamente es el usar mal o indebidamente alguna cosa. Referido a las drogas, todavía no está resuelta la cuestión  a propósito de que término podría designar más adecuadamente el “abuso”. En inglés está muy extendido el uso de “addict” y sus derivados “addiction”, “addictive» y “addictiveness”, de los que han derivado, en español, los neologismos “adicto” y “adicción”. No obstante, la ambigüedad de estos términos hace preferible que se sustituyan por “toxicómano” y “toxicomanía”, entendiéndose con ellos la dependencia física de una droga. Y, en el caso de que el deseo de continuar repitiendo el uso de la droga se deba a razones puramente emocionales (no somáticas) es preferible hablar de “habituación”».

«Agentes fantásticos: Nombre con el que se conoce a los alucinógenos en razón de que, entre los muchos efectos subjetivos que provocan, se presentan imágenes pertenecientes aparentemente a un mundo totalmente irreal. Lewin dio este nombre a aquellos psicoactivos que reemplazan el mundo real por otro, también real, pero diferente».

«Coca Cola: Célebre bebida refrescante norteamericana, cuyo aromatizador se prepara con el residuo de las hojas de la coca, después de haber extraído la cocaína».

«Junkie: Término derivado de “junk” (droga en argot) de origen norteamericano que designa al toxicómano desde una perspectiva bohemia y folklorista. Es el nombre que el propio drogadicto acostumbra a aplicarse a sí mismo y a sus “compañeros de hábito».

Buenas lecturas, nos vemos en el más acá.

Xavier Vidal

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en ulisiadas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s