La experiencia antiautoritaria. Las comunas, alternativa a la familia

Durante 2015 se publicaron mensualmente, en la revista Cannabis Magazine, las reseñas de buena parte del fondo editorial publicado por La Liebre de Marzo. En 2016 vamos a ir visitando la biblioteca Ulises con sus novedades, libros curiosos, rarezas… La siguiente reseña ha sido publicada en el mes de septiembre:

En los inicios de los años ‘70 se vivía en España un resurgimiento del movimiento anarquista, de larga tradición en nuestras tierras. El anarcosindicalismo obrero se vio acompañado de nuevas ideas y actitudes surgidas de la época post Guerra Civil Española: los situacionistas, hippies, provos, Mayo del 68, psiquedelia… En ese contexto la editorial Tusquets creó una colección de pequeños libros que llamó «Cuadernos ínfimos» y comenzó con este librito que nos ocupa. Ya el diseño gráfico aplicado transmitía cierta transgresión, se usaron tintas de colores para diferentes textos y fotografías.

comunes

El autor, Josep Mª Carandell, tenía 38 años cuando se publicó el libro en 1972. Carandell repasó algunos de los antecedentes comuneros en el mundo, haciendo hincapié en las llamadas K-1 y K-2, comunas berlinesas que dieron mucho que hablar en aquellos años. Él mismo convivió en una comuna de artistas en Múnich durante todo el año 1956.

«En 1960 los hippies podían contarse, como quien dice, con los dedos de las manos. Seis años después había miles de ellos en California… En el llamado “Verano del amor” había ya más de medio millón… Siguiendo la consigna de sabor beatnik, “Márchate, abandona la ciudad”… los hippies se desterraban voluntariamente a las afueras de las grandes ciudades, donde formaban tribus entorno a las fogatas, con músicas y bailes…»

»En Italia, las primeras comunas fueron (de inspiración hippie o provo) las del Maestro Capelloni, de Milán, y las de los comunardos piamonteses de Ivrea. En Japón, las gigantescas de buzoku (las tribus) que comprenden a más de 20.000 personas, y entre las que destaca la comuna agrícola de Shinkyo (Estado espiritual), fundada por el maestro Yoshie Sugihara en 1928, de inspiración tolstoyana y zen».

Así que de las comunas más primitivas de inspiración religiosa y de las socialistas con objetivos económicos se pasó a las modernas comunas fruto de la revolución cultural de los ’60. Algunos ejemplos son la comunidad artística de The Living Theater (grupo familia teatral nómada), la de Twin Oaks en Virginia o la llamada El matrimonio colectivo. Carandell también se adentró en las comunas alemanas, exponiendo el entorno político y social que las hizo posibles. La Comuna uno (K 1) nació en 1966 en Berlín, ciudad que disponía de muchas casas viejas y grandes pisos abandonados. La K 2 resulta interesante porque sus miembros redactaron memorias de sus actividades, reflexiones y economía. En palabras de Fritz Teufel:

«Nuestra experiencia de la comuna consiste en que la obligación de vivir conjuntamente y de repartir la propiedad es, precisamente, lo que facilita la individualidad de cada uno, en lugar de reducirla.»

Estas comunas en general tenían un profundo interés en intervenir políticamente, en afectar al conjunto de la sociedad. Sus miembros eran provocadores y divertidos agentes desestabilizadores. Desarrollaron redes de autoayuda entre las comunidades, publicaciones, revistas; crearon talleres y espacios de todo tipo para el goce colectivo e individual. A modo de conclusión:

«Al principio, en 1966 y 1967, la mera existencia de comunas en Europa y en América, era ya motivo de escándalo, y contra ellas se revolvía la sociedad. Pero, para las comunas antiautoritarias, el escándalo era un objetivo principal, pues desataba reacciones insospechadamente virulentas en sociedades democráticas que se preciaban de no ser represivas.»

Xavier Vidal

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en libros, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s