Reseñas desde la madriguera… Los gritos del vacio. El zen habla

Reseña publicada en Cannabis Magazine, número 129. Febrero 2015

TÍTULO: Los gritos del vacio. El zen habla.
AUTOR: Tsai Chih Chung

zen-habla
TRADUCCIÓN: Del chino, Brian Bruya. Del inglés, Josep Bujons
PRECIO: 19,00 euros
PÁGINAS: 155
COLECCIÓN: Pequeño Saltamontes
TAMAÑO: 20’5 x 21 cm
PRIMERA EDICIÓN: 2011
ISBN: 978-84-92470-23-5

Que el zen sirve para todo es sabido. Será lo que tiene no ser nada, que puede ser todo, hasta una basura, como algún monje o maestro dicen que dijo refiriéndose al zen, vaya basura. Igualmente también se ha presentado el zen ya de mil y una maneras, intelectualmente, antropológicamente, históricamente, místicamente, en la práctica de sentarse a meditar, en la belleza de sus jardines, en la austera vida contemplativa… y también en cómic, en viñetas acompañadas del texto original en chino y con la secuencia tradicional del tebeo.

La autoría de este libro se debe a Tsai Chih, un dibujante taiwanés nacido en 1948, divulgador de la filosofía zen china, que ha vendido millones de ejemplares de sus libros sobre el tema, traducidos a una docena de idiomas, y Brian Bruya, destacado traductor de textos clásicos chinos y profesor de historia y filosofía en la Universidad de Michigan. Este tándem autor del libro, presenta 152 historietas que son fieles transcripciones de historias zen clásicas, auténticos textos zen.

En el prefacio del traductor del chino, Brian Bruya, leemos: «El zen habla, como indica su título, trata del budismo zen, que es más una actitud ante la vida que un sistema de estrictas creencias religiosas. Las historietas representadas son, en su mayoría, breves diálogos entre maestros zen famosos y sus alumnos». Brian recuerda también en su prefacio que «La historia del budismo zen abarca un período de más de dos mil años y fue enseñado por numerosos maestros usando diferentes idiomas».

Tras el prefacio viene una introducción firmada por William Powell, profesor de religiones chinas en la Universidad de California en Santa Bárbara. Este señor se pregunta «¿Con qué fin y a beneficio de quién se persigue el conocimiento?… ¿Cómo alivia el conocimiento de una sociedad el sufrimiento, bien del individuo, bien de la vida en general?». En esta introducción se recuerda que zen proviene del sánscrito, de un término que se traduce por meditación y que llevado al japonés resulta la palabra chan, que se le lee zen. También nos informamos en esta intro de que el zen llegó a China en un tiempo en que el budismo era el no va más, seguido y practicado tanto por los humildes campesinos como por la nobleza. Los monasterios budistas superaban en número a los templos taoístas. Y que hubo un tal Huineng que fue, podemos decir, el liante en todo este asunto del zen y el budismo.

Huineng puso en cuestión las prácticas monásticas más básicas incluida la meditación, o más exactamente, su motivación, la purificación de la mente. No solo cuestionó las prácticas monásticas, en su enfoque «estaba implícito el desdén zen por las prácticas de cultivo del cuerpo». En definitiva, puso en duda y cuestionó todo cuanto era la base de creencias y prácticas religiosas y espirituales en la China de aquellos años…

Como reza la contraportada de este libro-cómic: «Descubre esta profunda sabiduría con una sonrisa». En las páginas de este libro confluyen sonrisas, verdades inexpresables, arte y tradición. Cómprese este libro y se andará un poco el camino marciano, contundente e inaprensible del zen… Zen, palabra clave, multiuso y transportadora de la idea de una vida sin miedo, bañada en humor…

Para cerrar estos comentarios a cuento del libro cito la última viñeta de una de las tiras de cómic. Dice el maestro: «Si tu mente está dividida por dos deseos contrapuestos la contradicción destruirá la tranquilidad y unidad de tu mente. Recuerda, cuando tengas que coger algo, cógelo; cuando debas dejarlo, déjalo».

Desde la madriguera de la liebre, Xavier Vidal

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s