Tras los pasos de Llum de La Selva

Un pequeño jardín, una parcela en el extraradio de la ciudad industrial de Sabadell (BCN), se expandió allá por los años 60-70 del siglo XX entre personas curiosas por la incipiente cultura ecológica de entonces, practicantes aficionados a múltiples tradiciones espirituales, anarquistas… Un minúsculo jardín mimado por Llum de La Selva. Éste hombre que no reivindicaba tradiciones, ni vendía enseñanzas ni sentó nunca cátedra alguna era un señor muy delgado, con barba y cabellos blancos, con una sonrisa amorosa esbozada en sus labios. El porqué de que alguna gente se acercara a su jardín es una muestra de como no siempre es todo fruto de complejas operaciones marketinianas, esfuerzos por acercar un “público-cliente” a la oferta espiritual o social de turno.

En el jardín de Llum (luz, en catalán) se compartía sin importar demasiado la situación de cada uno, ni las creencias. Y así, hoy, quienes le conocieron no están esculpidos por una idiosincracia concreta de Llum. En unos años trepidantes en que en nuestro pais comenzaban a establecerse todo tipo de centros y lugares de prácticas diversas (yoga, meditación, contactantes de extraterrestres, religiones…) que buscaban lugares especiales para asentarse, Llum de La Selva vivia discretamente en su jardín rodeado ya de edificios y asfalto en la ciudad que crecía y crecía con el aumento de la oferta de trabajo industrial.

Probablemente, solo la revista Integral en sus primeros números divulgaba la presencia de este anarquista espiritualizado y asilvestrado. Hoy dia no tiene mucha más presencia en los medios de comunicación y redes sociales. Alguien abrió una página FB, un discreto documental y poco más. Solo la memoria de quienes le conocieron. Como dicen en los entornos del zen y el tao, Llum era inasible, premisa que parece básica para vivir libremente…

Cuando ya la edad restó autonomía a Llum, algunos amigos le invitaron a vivir con ellos cerca de Tarragona. Y más tarde se trasladó, también invitado por amigos, un poco más al sur, en la Galera, cerca de Tortosa (Tarragona). Olivos, escasez de agua y mucho sol, así era y sigue siendo ese territorio. Los años 70 quedaban atrás, algunos miembros de la comunidad ibérica más fertil, Arco Iris, se trasladaron cerca de la que sería última residencia de Llum y varias fincas colindantes fueron habitadas por amigos que iban llegando.

A la Galera nos acercamos recientemente unos amigos desde Tortosa. Pasar un buen rato juntos y visitar la casa desde la que Llum despidió esta vida terrenal era nuestro objetivo. En la casa vive actualmente una señora alemana, rodeada de árboles y plantas que burlan la sequedad del lugar. Solo lamenta los constantes robos a las casas de la zona. En las fincas vecinas siguen viviendo o pasando parte del año viejos amigos y conocidos de Llum. Miguel, comerciante de antiguedades especializado en objetos, libros y demás sobre la histórica CNT ofrece su material desde internet. Se pueden encontrar ejemplares de la revista Alfalfa, colecciones de Integral, moneda papel de las comunidades autogestionadas durante la guerra civil española… Miguel nos habla de la simpatia que Llum despertó entre muchos comuneros del Arco iris, nos enseña su huerto estilo Fukuoka y nos abre las puertas de su casa, de planta circular y con una bella cúpula superior. Ya no es su residencia habitual pero allí acude a diario. se respira cierta calma confiada, otro pequeño oasis en tierra de secano. Su vecina Violeta nos enseñó bajo el sol de julio su pequeña balsa de agua, con un yin yan de mosaiquitos en el fondo y pececillos de color rojo habitándola. Coincidimos con algunas otras personas que recuerdan a Llum y que de alguna manera sus vidas fueron matizadas en su entorno.

Desde aquí un abrazoXpansivo para Llum de La Selva. Nuestro pequeño reconocimiento para él y nuevamente celebramos silenciosamente este momento… que a veces es la vida.

20130710-001405.jpg

20130710-001507.jpg

20130710-001548.jpg

20130710-001627.jpg

20130710-001705.jpg

20130710-001730.jpg

20130710-001801.jpg

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s