La alegría, poema de Miguel Angel Velasco (1963-2010)

Diré de la alegría, aunque regresen

esas noches sin fe en las que apuramos

un vino de rencor; aquellas horas

de hosco abatimiento en que uno envidia

la vida de las bestias.

A pesar

de la anciana palabra, no hecha acaso

para decir la dicha, aunque después

la traicionemos siempre. Aunque al final

siempre haya que pagarla: no se es

feliz impunemente.

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La alegría, poema de Miguel Angel Velasco (1963-2010)

  1. sweety dijo:

    Conocí a Miguel en los 90(s) una noche en Palma, otro amigo común que lo había conocido un par de noches antes,quería presentármelo, dado mi interés por la poesía.Yo tenía 23 años, el 31,acababa de publicar El Sermón del Fresno.Esa noche, como muchísimas otras noches, fue larga.Y hubo,alegría. Nunca conocí, ni creo que conozca a nadie tan dotado para la poesía.Era generoso, un conversador prodigioso, un valiente explorador de la conciencia y la belleza. Puso su vasta biblioteca de Son Sardina a mi disposición, y tomé libros de él, de Conrad, Claudio Rodriguez, Agustín Garcia Calvo, La Rama Dorada de Frazer, Robert Graves, Cristóbal Serra, Shakespeare, Benn, Enrique Ocaña, Valente, Isabel Escudero, Celine, Escohotado,los inolvidables ejemplares de la mítica Archipiélago, Simone Weil, La Gravedad y La gracia, él sabía que ese libro cambiaría mi vida,Sánchez Ferlosio, Houxley, ….mis amigos fueron también sus amigos, Helio,Dani,Fede, Javi., Cuco Íbamos a nadar a calas límpidas llenos de luz, y alegría. Recuerdo que Miguel nadaba más que ninguno, adentrándose libre y gozoso hacia el horizonte hasta perderse su cabellera en los haces de luz que se efundían en la lejanía del infinito, desapareciendo. Viajamos a Ibiza con Cuco. No mucho después de conocernos, Miguel me invitó a un recital que compartió con Agustín Garcia Calvo,e Isabel Escudero en Búger(Mallorca).Conducía Angélica, asistí en el coche a una alucinante discusión-a veces bellamente violenta-entre Agustín,e Isabel que versaba sobre los poemas que iban a recitar más tarde. No se ponían de acuerdo.El recital fue impresionante, los tres estuvieron inmensos, pero la musicalidad, la belleza de los poemas , el dominio de la cadencia en Miguel, a pesar de su juventud, hacían de sus poemas una densa, y extraña isla que no se parecía en nada , a ningún otro poeta que yo hubiera escuchado antes.No es porque me hubiera honrado con su amistad.No, simplemente era superior.Por aquel entonces,en los 90(s), la Ansonada cultural funcionaba, ganaba importantes premios pero a nivel mediático no llegaba, allende los iniciados. Fue siempre un poeta de culto.Cuando me marché a Londres,compré a los pocos días unas postales psiquedélicas en Soho que le mandé, y que le encantaron. Posteriormente me lo recordaría muchas veces.Allí en Soho, leí trozos de un libro que creo que cita Escohotado, en su Historia de las Drogas, The Politicians of Heroin. Por cierto, escribía el otro día Daniel Estulin en su página, a propósito de la intención de mandatarios latinoamericanos de legalizar las drogas, que 30.000 rusos mueren debido a la heroína que sale de la base afgana de Bagram.” El futuro del país “, escribe
    Volviendo a Miguel, hay cientos de anécdotas, miles de momentos inolvidables.Recuerdo en el 99, a principios creo, yo acababa de ser liberado del psiquiátrico tras más de 40 días aislado en un centro de agudos, con inyecciones diarias,y toneladas de haloperidol, el volvía de Valencia donde había sido apaleado por una banda en una discoteca.Creo recordar que tenía la rodilla rota.Nuestro aspecto era lamentable, y acabamos tras una densa conversación descojonándonos de nosotros, de todo, como críos.Siempre estaba leyendo, era metódico, riguroso,vital.Su español es el mejor que yo he escuchado , con Él aprendí un sinfín de palabras hermosas que pronunciaba en casa, o en garitos de madrugada. Nunca dejó de sorprenderme.
    A veces me pregunto que hubiese pasado si me hubiese acompañado en alguno de los tres viajes largos que hice a India, alguna vez me he preguntado que maravillosos poemas hubiera podido escribir, y si espiritualmente, India le hubiera podido transformar, a El, o a su maravillosa poesía. A quién esto escribe,Londres,India, y más tarde el genocidio de Gaza le abrieron la puerta del Islam, sólo porque Alah quiso. A veces me pregunto si Miguel hubiese conocido los poetas de Al-Andalus, particularmente Ibn Arabi.En todo caso, mi amigo Miguel, fue tal vez el más preciado amigo, y el mejor poeta que conocí.Insh-Alah mientras viva, nunca le olvidaré…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s