Viaje a Isla Tortuga. Fernando Pardo

Éste es el primero de los artículos que Fernando Pardo viene publicando, mensualmente, en la revista Cáñamo. El presente, vio la luz en el número 126:

Iniciamos una nueva sección en la que trataremos diversos temas por los que los lectores de Cáñamo han mostrado siempre un gran interés. Corren tiempos complejos en los que las libertades se ven amenazadas en varios frentes y el panorama pinta algo negro, pero hemos de reconocer que a la vez estamos en una época de cambios fascinantes que abren múltiples posibilidades. En estas páginas trataremos de proporcionar un mosaico vivo de nuevas investigaciones que sorprendentemente hermanan técnicas milenarias como la meditación y el chamanismo con las investigaciones más vanguardistas de las neurociencias, la nueva física y la biología. También nos haremos eco de los cambios culturales propiciados por las nuevas tecnologías que por un lado amenazan al individuo y, paradójicamente, por otro abren las puertas a posibilidades infinitas.

La explosión reciente de la psicología cognitiva y de las neurociencias nos permiten atisbar una era de expansión de la conciencia en la que podremos unir los recientes estudios sobre el cerebro y su funcionamiento con la meditación y los enteógenos. A ello podemos añadir las sorprendentes conexiones entre, por ejemplo, el budismo tibetano y la nueva física que describiremos como el Buda cuántico. Lejos estamos de los trabajos pioneros de Fritjof Capra con El Tao de la Física y de Gary Zukav en Los Maestros danzantes de Wu Li. Desde entonces practicantes de budismo tibetano, que a la vez son destacados físicos, se han unido para presentarnos una cartografía sorprendente de la mente humana y de la realidad. Hablaremos también de las reuniones periódicas entre neurocientíficos, biólogos y físicos con budistas en los encuentros del instituto Mind & Life , propiciados por el Dalai Lama. Lo que nos hará adentrarnos en una nueva y sorprendente disciplina conocida como neuroteología que confirma muchas de las intuiciones que han tenido los místicos de toda época a la que ya apuntara William James en su clásico Las variedades de la experiencia religiosa (y recordaremos que uno de los clásico sobre la psiquedelia retomó su título como Las variedades de la experiencia psiquedélica).

Pero tampoco seremos ajenos a las críticas de la ciencia moderna a la religión. Si bien los fundamentalistas siguen empeñados en su cruzada dirigida a desprestigiar al darwinismo tratando de ocultar su antiguo y obsoleto creacionismo bajo el disfraz del diseño inteligente, daremos voz a los científicos que nos dicen que más que de un diseño inteligente deberíamos hablar de un Dios chapucero que ha echado mano de lo que ha podido para crearnos. Lo que nos llevará a descubrir los que se empiezan a conocer como los genes del diablo, que llevan a sorprendentes distorsiones de la naturaleza humana. Precisamente este proceso evolutivo sin dirección y finalidad “humanas” ha llevado a que nos veamos gobernados por auténticos psicópatas carentes de empatía alguna, y demostraremos que la primera potencia mundial ha caído en un frenesí maniaco digno de ser diagnosticado en el DSM. Lo que nos hará reflexionar sobre la turbia dirección que está tomando la psiquiatría moderna, que está pasando por alto a los “auténticos enfermos mentales”, aquellos que nos están llevando a la devastación ecológica y a una cultura descerebrada, y que unida a la industria farmacéutica se está convirtiendo en una ciencia perversa.

Por fortuna estamos asistiendo al renacimiento de una nueva antipsiquiatría y a una crítica bien fundada sobre los verdaderos narcotraficantes que dirigen la industria farmacéutica y que documentaremos en próximos artículos.

En relación con esto describiremos las nuevas intuiciones de la neuroeconomía y las investigaciones sobre el nuevo inconsciente cognitivo que nos demuestran que comerciantes y políticos sin escrúpulos se están aprovechando de las peculiaridades de nuestra arquitectura cerebral y de nuestras ilusiones cognitivas, tan contundentes y difíciles de superar como las ilusiones ópticas, para esclavizarnos material y espiritualmente. Aprovecharemos para referirnos a nuevas exploraciones filosóficas y psicológicas que empiezan a considerar al yo como una suerte de agridulce maldición, lo que nos llevará a dedicar algún artículo al sueño lúcido que está empezando a despertar (nunca mejor dicho) el interés de los estudiosos y que curiosamente ha sido explorado a fondo, en la misma dirección, durante siglos en el llamado yoga de los sueños del budismo tibetano

Documentaremos que pese a lo que digan medios de comunicación y tertulianos de toda clase, como ha sucedido recientemente con la deplorable y penosa conmemoración del Mayo del 68, existe una contracultura viva que ha triunfado a tal grado que ni siquiera somos conscientes de ello. Demostraremos como la contracultura ha estado en la base de la creación del ordenador personal, de la nueva biotecnología y de la actual industria de la alimentación, entre otras cosas. Lo que nos permitirá hablar de lo que denominaremos la interred de Indra y de la rebelión de las nuevas tribus que puede cambiar en pocos años el panorama social, si es consciente de su poder y mantiene una estrategia digna e integra.

También nos gustaría dedicar algún espacio al arte y hablar de lo que denominaremos música profunda, así como de los nuevos estudios sobre la relación de la música con el inconsciente y el cerebro, que nos explican los efectos de la explosiva combinación de la música con las drogas.

Otro espacio del que nos ocuparemos es el de los fascinantes estudios sobre la escritura y la lectura que nos están ayudando a comprender de que modo construimos la realidad y nos relacionamos con el mundo.

Dedicaremos también un espacio al matrimonio entre el ser humano y la máquina, desde Frankenstein al ciberespacio, donde hablaremos entre otras cosas de la nanotecnología, la realidad virtual y la inteligencia artificial.

Por último, y relacionándolo con todo lo anterior, dedicaremos también algún artículo a lo que podríamos llamar la fuga de Matrix, donde hablaremos de neognósticos, neoplatónicos y neojunguianos, que nos llevarán al Pixel divino, donde reflexionaremos sobre la obra gnóstica de Philip K. Dick y su relación con la tecgnosis. Una muestra de como la literatura puede darnos pistas sobre un futuro en que la ciencia y la espiritualidad tal vez vayan de la mano.

Nuestra intención es presentar estos y otros temas de una forma amena, pero no por ello superficial, tratando de dar a conocer en toda su complejidad y ambivalencia las nuevas investigaciones científicas y exploraciones filosóficas sobre el nuevo mundo que se avecina.

Esperamos que disfrutéis del viaje a Isla Tortuga.

Anuncios

Acerca de Revista Ulises

Revista de viajes interores. Aproximaciones a la expansión de la conciencia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Viaje a Isla Tortuga. Fernando Pardo

  1. José Luis García dijo:

    Ya lo estamos disfrutando, con este articulo ese viaje ya ha comenzado.
    Gracias por marcarnos la ruta.
    Saludos Fernando y demás familia Ulises!
    José Luis

  2. Joan Parera dijo:

    Se liberó la tarde que vio, al desprender ambas manos del pasamano del balcón desde donde veía atardecer y extender los dedos y observar el envés de sus manos, que ambos pulgares conformaban la parte más interna del exterior de su cuerpo.

  3. Merin dijo:

    Muchisimas gracias, gracias a tus articulos en cañamo descubri a los mas grandes, los Grateful dead. Te estoy eternamente agradecido y esperando poder leerte denuevo

  4. matias dijo:

    Enhorabuena por los artículos que publicáis en esta pagina.
    Gracias a todos los que la hacéis posible.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s