Cannabis y calidad de vida en pacientes con enfermedades crónicas

La fundación ICEERS está difundiendo este documento sobre cannabis y calidad de vida:

Un nuevo estudio científico muestra que el cannabis terapéutico estabiliza la calidad de vida y no afecta al rendimiento psicológico de los pacientes

Según una nueva investigación científica, realizada desde el departamento de Ciencia e Innovación de la fundación ICEERS, la utilización de cannabis medicinal en pacientes con enfermedades crónicas podría ayudarlos a mantener un nivel de calidad de vida relativamente estable. Del mismo modo, el estudio, cuyos resultados se han publicado recientemente en la revista Phytotherapy Research, concluye que el cannabis terapéutico resulta bastante seguro desde un punto de vista neuropsiquiátrico, contribuyendo a reducir el uso de medicamentos de prescripción médica.

Ante la escasez de informes en la literatura científica que evalúen los efectos a medio-largo plazo del uso de cannabis en variables psicológicas y de calidad de vida, ICEERS decidió llevar a cabo un estudio longitudinal para cubrir este vacío. Durante un período de un año, los investigadores realizaron un seguimiento a una muestra de casi 70 pacientes con enfermedades crónicas que utilizaban cannabis como tratamiento de sus síntomas.

Las principales enfermedades por las cuales los usuarios estaban haciendo un uso terapéutico de cannabis fueron el virus de inmunodeficiencia humana o VIH, fibromialgia, dolor crónico y epilepsia. Para la realización del estudio, se contactó con diferentes clubes de cannabis y se invitó a participar a aquellos miembros que hicieran un uso terapéutico de la planta. Los participantes completaron cuestionarios sobre calidad de vida, personalidad, salud mental y rendimiento neuropsicológico. Asimismo, se les preguntó sobre sus patrones de uso de cannabis (cantidades utilizadas, vías de administración, etc.). Estos cuestionarios se aplicaron cada cuatro meses.

Un sistema ineficiente

En palabras de José Carlos Bouso y Genís Oña, autores del estudio, «en el Ágora de Derechos Humanos que organizamos desde ICEERS, observamos que los pacientes se enfrentan de manera sistemática a un sistema muy ineficiente y extremadamente lento a la hora de propiciar el acceso a cannabis medicinal, cuando ellos necesitan algún remedio de manera urgente». 

En España, tan sólo los pacientes con esclerosis múltiple pueden acceder a Sativex (fármaco con proporción 1:1 de THC y CBD) como tratamiento de segunda línea para la espasticidad. En este contexto, «pacientes con otras enfermedades utilizan cannabis dentro de un marco regulatorio peligroso, exponiéndose a distintos riesgos: aquellos asociados a un producto elaborado y distribuido dentro de un mercado informal; una falta de asesoramiento médico experto; estigma social por hacer uso de una planta considerada “droga ilegal”; y ausencia de marco legal, lo que supone posibles repercusiones como, por ejemplo, sanciones administrativas», añaden los autores.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Cromorama. Cómo el color transforma nuestra visión del mundo

Leemos en la contraportada de este cautivador libro editado por Taurus Artes y escrito por Ricardo Falcinelli: «¿Por qué Mondrian nunca empleaba el verde y Hitchcock lo usa en abundancia? ¿Por qué tienen más éxito los lápices amarillos? ¿Por qué Flaubert viste de azul a Madame Bovary? Aunque nos parezca obvio, hablar de colores planos o considerar el azul un color frío son invenciones muy recientes. Tal vez no nos demos cuenta, pero incluso cuando estamos ante un cuadro renacentista, tenemos en mente el amarillo de los Simpson. Quien conoce el color de la televisión ya no puede ver el mundo con los ojos del pasado. Las historias y los ejemplos que recoge Cromorama nos descubren hasta qué punto el color es un filtro con el que contemplamos la realidad…».

«Es significativo que todas las grandes empresas químicas y farmaceúticas actuales, como la Bayer, la Ciba-Geigy o la Basf inicien su actividad en el siglo XIX precisamente como productores de colorantes sintéticos. Ya no hay marcha atrás. El mundo del color ha cambiado para siempre.».

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Sanar el cerebro

«La transformación más importante que se ha producido en nuestra compresión del cerebro desde los inicios de la ciencia moderna es el descubrimiento de que el cerebro puede cambiar su propia estructura y función en respuesta a la experiéncia mental. Es el fenómeno de la neuroplasticidad.».

Es sorprendente que con formas no invasivas de curación como la luz, el sonido, la vibración o el movimiento se puedan despertar las propias capacidades transformadoras del cerebro. Sin medicación ni cirujía, sin efectos secundarios no deseados, podemos intervenir sobre nuestros cerebros gracias a su neuroplasticidad. El cerebro no es un mero recipiente que protege a todos los mandos centrales y cobija neuronas… Como toda expresión de la vida el cerebro es también un organismo la mar de sofisticado.

Seguir leyendo

Publicado en libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El universo de las plantas medicinales

Literatura específica sobre plantas con propiedades psicoactivas como el cannabis la hay, variada y suficientemente, para satisfacer practicamente a cualquier interesado. Pero no siempre ha sido así, el libro que comentamos se publicó en 1978 (El universo de las plantas medicinales, Antonio Galvez Fenoll. Forma ediciones, 1978) y servirá para recordar que del cannabis, por ejemplo, se escribía en libros genéricos de plantas, sobretodo de plantas medicinales. Sin comentarios:

«Hay personas que han hecho desgraciadamente una profesión del contrabando y venta ilegal de la morfina y de sus emparentados: la heroina, el cáñamo indio o haxix, la marihuana o kif… Algunas de estas drogas burlan todas las leyes de los paises más avanzados economicamente en el mundo, tendientes a prohibir, a toda costa, los estupefacientes capaces de poner en peligro desde los secretos de Estado más importantes para la economía y la defensa de una nación…

… Esta droga parece ser, según todas las investigaciones, desde que el hombre enderezó toda su estructura física y se hizo bípedo, el Cannabis sativa, cuyo uso hace de él, junto con el ácido lisérgico (LSD), el narcótico más en boga.».

Perlas de la moral. Antonio Gálvez, nacido en Orihuela (Alicante), fue ingeniero agrónomo especializado en cultivos de hinvernaderos e hidropónicos. Sigue describiendo y liándose con nuestra amiga:

«El contrabando de las opiáceas conoce actualmente un tráfico a gran escala. Existen asociaciones poderosas que aseguran el mercado de estupefacientes y explotan incluso directamente, a domicilio, las debilidades de ciertas personas que han perdido el equilibrio de su sistema nervioso y son capaces de perder hasta el último céntimo de sus fortunas para que no les falte el paquete de pitillos de marihuana, que puede fumarse mezclada con tabaco, hacer con ella una bebida, comerse e inhalarse directamente las resinas. La droga vegetal, tomada en cualquiera de estas formas, produce exitaciones cerebrales, alucinaciones, estados de euforia o de angustia, erotismo, etc. En esos instantes las pupilas del drogadicto se dilatan desmesuradamente, el pulso se acelera y pueden sobrevenir temblores y rigideces musculares. El individuo sometido a las “leyes” de la droga percibe una sensación de irrealidad, con percepciones exageradas y deformes, acompañadas frecuentemente de síntomas digestivos, anorexia y sed intensa. Bajo la influencia de estas sustancias que destrozan la médula espinal y el cerebro, muchos adolescentes llegan al suicidio, al robo o al crimen, en tal de que no les falte, a no importa qué precio, “los placeres prohibidos”.».

¿Donde adquiriría sus conocimientos el señor Galvez? Una pequeña muestra de como se trataba la marihuana, ya no por parte de la policía o la iglesia sino por un experto, ejem, en plantas. Por otro lado Galvez recorre con más de 40 capítulos su llamado universo de las plantas medicinales, siendo el texto citado aquí una muy pequeña parte del libro. Curiosa también la referencia que dedica en El voto secreto de 800 sabios a la morfina. Explica que a mediados del siglo xx se reunieron 800 expertos y sabios y entre otras cosas votaron en secreto qué medicamento, solo uno, salvarían de entre todos en caso de catástrofe. Unánimente fue eligida la morfina. Buenos sueños, buenas lecturas tengamos.

X. V.

(Publicado en Cannabis Magazine, enero 2020)

Publicado en libros | Etiquetado , , | 1 Comentario

Campo unificado

Antonio Orihuela seduce con sus poemas incluso a los oídos más poco proclives, digamos, a escuchar o leer poesía. Una larga lista de libros publicados, acciones poéticas en todo tipo de lugares (participó en la segunda edición de nexus organizado por Ulises), profesor en la universidad, activista ácrata, impulsor de eventos… Inquieto, que se dice. Pues uno de sus libros, de pequeño formato (Campo unificado), publicado por Olifante Ediciones de Poesía (La casa del poeta) dentro de la colección Papeles de Trasmoz, es el que tengo entre las manos trás una lectura con sonrisa y atención plena.

¿Qué es real?, cavilaba, absorto,
cuando, por sorpresa, me diste un beso.

Las pegajosas creencias,
las preciadas opiniones,
los supuestos ideales,
las inamovibles razones,

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Homo sociologicus

Revolviendo entre los libros de la biblioulises damos con esta edición de Homo sociologicus de Ralph Dahrendorf, editado por el Instituto de Estudios Políticos de Madrid en 1973. «Un ensayo sobre la historia, significado y crítica de la categoría del rol social», una aportación a las teorías sobre el individuo y la sociedad… ¿És real la sociedad? ¿O la sociedad no es más que una suma de individuos?. Por ahí van los tiros.

Pero lo que ha venido a la memoria tras el encuentro con este libro es la historia de la que en su día fue Escuela superior de sociología y estudios políticos de Barcelona (o algo así). Hoy en día los edificios que ocupó hasta mediados de los 70 del pasado siglo dan uso a departamentos de la administración pública, junto a la Escuela del trabajo en la calle Urgell de Barcelona. Hacia 1976 se incorporaron los estudios de sociología en la universidad y se daba fin a la mencionada escuela (que perteneció a la Diputació de Barcelona). Pero eran tiempos curiosos y el alumnado en su mayoría reivindicó la permanencia de la escuela y de alguna manera comenzó la ocupación y reorganización de aquella institución.

Asambleas interminables, ocupación de los despachos para nuevos usos. Debates sobre cómo se quería la enseñanza de la sociología, qué asignaturas… Eliminación de exámenes, elección de los profesores, horarios, mantenimiento… Aunque en la memoria se desdibuja toda aquella movida (parece que no hay rastros ni en internet) aquello duró un par o tres de cursos. La experiencia era estimulante, redirigir hacia los propios alumnos la responsabilidad de todo, sin director, juntas, pruebas de acceso.. la idea era convertir la escuela y el estudio de la sociología al servicio del conocimiento más que a intereses… 

Así que se proponían profesores y se les invitaba, unos aceptaron y otros tal vez por falta de tiempo no lo hicieron. Las clases se transformaron en reuniones pactadas y tiempo consensuado, todo muy informal con aroma de marihuana. Un trato sincero entre alumnos y profesores decididos a destilar del enfoque sociológico algo más que saber cómo manejar a consumidores o medir intereses de grupos sociales, empresariales… Lo dijo un profe en una clase, algo así: «No espereis encontrar trabajo como sociólogos más que para ayudar a vender dentríficos o para dar clases». Risas. Había probablemente un sentimiento entre todos aquellos jóvenes de que aquello se acabó, con ellos comenzaba una hornada de sociólogos entregados a cambiar el mundo…

El llamado trabajo de campo se convirtió en lo más. Se autoorganizaron grupos y equipos por afinidad entre los miembros que salían a la calle para aprender y tal vez poder aportar algo que mejorase la vida de las personas… Las preferéncias de estudio, digamos, fueron todos aquellos ámbitos que se ubican en los márgenes de nuestra sociedad, o la de entonces, o quizás de siempre. Consumidores de drogas, prostitutas, personas ilegales, delincuentes, presos… Actualmente todo esto se ha como normalizado pero siempre desde la administración, funcionarios, intereses diversos… Aquella movida era para ver, escuchar, observar y tal vez actuar.

Fantástico hasta que vía policial se acabó con todo aquello. Encierros, enfrentamientos con los grises… Se acababan los setenta y, poca broma, llegaba la modernidad…

X. V.

Publicado en Cannabis Magazine, diciembre 2019

Publicado en libros | Etiquetado , | Deja un comentario

La madrugada eterna. Antes y después del ámbient

Paco Peiro (BCN, 1958) se refiere en este libro al ambient como algo más que un género musical. Quizás, nos dice, «el fenómeno más prolífico de la última década del siglo XX», y sigue…

Este es un trabajo de arqueología musical, un texto accesible para todo interesado en la música y para quienes tienen en el ambient una actitud ante la música. «Paco Peiro nos guía por el sugerente territorio fronterizo donde los pioneros de una forma rupturista de entender la música (el rock alemán, Brian Eno, el techno de Detroit…) quebraron los esquemas impuestos por la ortodoxia, ya fuera del rock, del pop o de la música de vanguardia. Deambulamos por un presente (The Orb, Aphex Twin, Black Dog…) que ha reciclado consciente o inconscientemente parte del legado original, colándose por las brechas abiertas y descubriendo, en el mejor de los casos —cuando ya todo parecía estar hecho—, nuevos e insólitos caminos.». 

En la introducción de 1996 el autor declaró: «La música es el vehículo de evocación por excelencia. Dicen que el baile es una actividad evocadora de nuestro tribalismo ancestral, heredado genéticamente en el subconsciente colectivo. Que la psicodélia abre la mente y expansiona sus partes más recónditas y adormedecidas. Que la música de Gong o de Can evoca un estado de ingravidez similar al del feto en el seno materno. Y que el ambient va más allá en nuestra preexistencia, en nuestro nivel evolutivo, y nos transporta al fondo del mismo océano».

Centenares de nombres de grupos, bandas y músicos diversos quedan retratados en las páginas del libro, entre tantas cito la referéncia al grupo alemán Can: «Muchas veces pienso que el grupo Can no se creó por la simple coincidencia de varios tipos en un proyecto común. Tuvo que existir una mano divina que los convocara con la diabólica intención de darle un vuelco al panorama musical. La disparidad de sus respectivas procedencias es demasiado sospechosa y significativa para considerar el suceso un producto de la casualidad. Es imposible imaginar que sin la connivencia del destino un experimentado teórico de la vanguardia desencantado de la insustanciabilidad de ese campo, un bregado batería de jazz, un laureado prodigio de la música clásica y un jovencísimo guitarrista de rock tuvieron a bien unirse en una cruzada cuyo paso más inmediato podía conducirles directamente al abismo…».

«Antes de que los 60 pasaran a mejor vida, el lado patético, oscuro, de la década feliz quedaría plasmado en el film More de forma cruda y realista. La bajda al infierno de los personajes de la película se acompaña de la banda sonora triste y lánguida de Pink Floyd. Intencionadamente o no, el aire de after-hours de aquella música representa fielmente la resaca de la psicodélia…».

Diría que todos los intentos conocidos por romper y alejarse con mayor o menor fortuna de los cánones establecidos hasta en la música progresiva y experimental son repasados por Peiro en su libro (Futura Ediciones, Barcelona, 1996).

Buenas lecturas, música y love feroz.

X. V.

Publicado en Cannabis Mgazine, diciembre 2019

Publicado en libros | Etiquetado , , | Deja un comentario